El tren si que pasa a menudo…

Cuantas veces oímos eso de que el tren solo pasa una vez en la vida, y que o te subes, o pierdes la oportunidad. Lo aplicamos en todo; en el terreno personal, sobretodo en lo relacionado con el corazón; en el terreno profesional, cuando surge una buena oportunidad laboral, incluso nos dejamos engañar por la publicidad que nos incita a comprar saldos que no lo son, porque una oportunidad así no la podemos perder.

Vivimos pendientes de no perder oportunidades y nos sentimos frustrados cuando no las cogemos. Al final, convertimos nuestra vida en una continua lucha.

Nos han engañado, o mejor, nos hemos engañado a nosotros mismos durante demasiado tiempo. El tren sale todos los días a la misma hora y si hoy decidimos perderlo HOY, no pasa nada, MAÑANA, también pasará.

Tags:
No hay comentarios

Escribe tus comentarios