Nunca es tarde…para hacer lo que quieras hacer

¿Por qué muchas veces sólo nos damos cuenta cuando algo ocurre en nuestras vidas, cuando un acontecimiento no deseado nos hace ver la luz?, y entonces pensamos: ¿qué estoy haciendo con mi vida?, ¿de verdad merece la pena seguir tal y como estoy?, ¿qué me estoy perdiendo?. La mayoría de las veces nos arrepentimos de las cosas que dejamos de hacer y entonces llegan los: «si yo hubiera…».

El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, y yo he tenido que caerme dos veces para darme cuenta de lo que realmente quiero, de perderme aquellas cosas que realmente son importantes.

Un consultor amigo siempre dice que «hay que atreverse a atreverse». Pero realmente, ¿nos atrevemos?, ¿analizamos los pros y los contras?, ¿buscamos la rentabilidad del atrevimiento?, o simplemente nos dejamos llevar por la corriente.

No hay comentarios

Escribe tus comentarios