“Me ganaba la vida… pero no la vivía”

Una de las frases más frecuentemente citadas por los enfermos terminales, según Elisabeth Kübler-Ross, la principal autoridad mundial sobre el acompañamiento a enfermos terminales y que pude descubrir por primer vez en “La Brujula Interior” de Alex Rovira, libro que recomiendo enérgicamente.

Desde pequeños, se nos ha inculcado siempre que tenemos que ganarlos la vida, de lo importante que es trabajar, que tenemos que ser serios, responsables, bla, bla, bla…pero poca gente conozco al que se le haya inculcado la idea de que tenemos que disfrutar de la vida, de los amigos, de cada momento que compartimos con los demás, y nos tenemos que dar cuenta cuando algo ocurre en nuestras vidas, a veces, cuando ya es demasiado tarde. Como padres, tenemos una gran responsabilidad para con nuestros hijos y quizás lo más importante sea enseñarles a ser felices, a valorar la riqueza de vivir una vida plena. A ganarse la vida, si de verdad hay que ganársela, ya aprenderán ellos.

Una lectura que te recomiendo.

 

No hay comentarios

Escribe tus comentarios